Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP)

ABP es una metodología basada en la resolución de un problema. Entendemos por “problema” un reto que se le plantea a los alumnos.

Desde ABPentucole.com os vamos a dar unas pinceladas de cómo se debe plantear un proyecto en el aula para poner en práctica esta metodología.

Lo primero que tenemos que tener claro es que un proyecto no debe ser un trabajo extra que los alumnos realicen además de estudiarse los contenidos de una unidad didáctica (o varias) y luego examinarse de ella. Si ponemos en práctica esta metodología es para que nuestros alumnos adquieran no solo unos conocimientos, si no también unas destrezas. Además tenemos que planificar la forma de evaluar estos conocimientos y estas destrezas de forma objetiva.

Vamos a los pasos que debemos seguir para plantear un buen proyecto.

 

Paso 1. ¿Qué queremos enseñar en nuestro proyecto de ABP?

Determinar a través de qué áreas queremos desarrollar nuestro proyecto de ABP. Éste puede ser todo lo extenso o escueto que nosotros queramos, es decir, podemos realizar un proyecto para trabajar una unidad didáctica de matemáticas o podemos plantear un proyecto para trabajar un trimestre completo las áreas de lengua, matemáticas, CCNN, CCSS, música e inglés. Eso va a depender de “lo valientes” que seamos, de las posibilidades de coordinación que encontremos con otros compañeros y del apoyo que nos de nuestro centro.

Una vez que tengamos clara la envergadura de nuestro proyecto debemos redactar los objetivos, los contenidos, las competencias clave y los estándares que queremos evaluar. Todo esto acogiéndonos a la LOMCE, para que nuestro trabajo sea efectivo (administrativamente hablando).

Paso 2. ¿Cómo lo vamos a conseguir?

Como ya he dicho, que exista un reto es primordial para un proyecto. Para este reto vamos a crear una (o varias) preguntas guía que sean motivadoras para nuestros alumnos. De esta manera comenzaremos el proyecto planteando estas preguntas guía.

Por supuesto, también tenemos que plantearnos un título atractivo que a los niños les enganche.

Y por último, y lo más importante, debemos realizar un producto final. Nuestros alumnos se implicarán en realizar un trabajo en común, ¡seguro! En mi opinión, si ese producto final es en formato digital resulta mucho más atractivo a los alumnos. Debemos tener en cuenta que los niños quieren sentirse protagonistas y además, que los demás reconozcan su esfuerzo. Por lo tanto, una norma del ABP es que el producto final tenga difusión, cuanta más mejor, y vivimos en la “Era Digital”, así que, será fácil dar difusión a los productos digitales, por ejemplo, un blog.

Paso 3. ¿Cómo lo vamos a trabajar?

Aquí viene lo más difícil. Crear una serie de tareas (actividades) para que los alumnos adquieran todos esos conocimientos que hemos planificado, tener presentes los recursos que necesitaremos y realizar unos agrupamientos de los alumnos para realizar el trabajo.

Paso 4. ¡Hay que evaluarlo!

Este punto es el más importante. De poco vale que los alumnos trabajen mucho, disfruten y aprendan si no podemos saber (nosotros y ellos) qué han aprendido, cuánto han aprendido, cuánto de significativo ha sido ese aprendizaje y si no podemos cuantificarlo, es decir, calificarlo. Por lo tanto hay que planificar una evaluación. Esta evaluación debe tener una parte de autoevaluación, otra de coevaluación y otra más de heteroevaluación.

  • Autoevaluación para que ellos mismos se den cuenta de lo que saben y lo que todavía tienen que aprender.
  • Coevaluación para que se puedan evaluar entre ellos y de esta manera aprendan de las opiniones de los demás.
  • Heteroevaluación para que nosotros podamos registrar el aprendizaje de nuestros alumnos y, por qué no, el éxito de nuestro proyecto.

 

Todo esto es la base de nuestro proyecto y existe un documento estandarizado llamado canvas que nos ayudará a organizar ese “planteamiento base” del proyecto. Aquí os dejo el documento.

icono_pdf
Canvas

 

 

 

 

 

Una vez planteado este esquema inicial de nuestro proyecto, el canvas, debemos desarrollarlo. Aquí seremos más exhaustivos.

De forma resumida, estos son los pasos que debemos seguir.

1 Revisar nuestra programación y centrar las actividades

Extraer una relación de objetivos, contenidos y competencias clave que vamos a trabajar. Después crear actividades y tareas para cubrir la programación. Aquí, nuestra creatividad es primordial puesto que todas esas actividades tienen que tener como fin llegar al “producto final” y deben estar enmarcadas en la temática de nuestro proyecto.

Estas tareas hay que temporizarlas y preveer todos los recuros (humanos, tecnológicos, materiales…) que vamos a necesitar para desarrollaras. Es conveniente que tengamos en cuenta crear tareas de presentación, de creatividad, de desarrollo, de evaluación; también que las tareas se realicen en gran grupo, en pequeños grupos e individualmente. De este modo cubrimos las destrezas de los alumnos de una manera casi completa.

No se nos puede olvidar entre las tareas la ejecución del producto final y, muy importante, que puedan ser evaluables.

2 Recursos TIC para las tareas y actividades

Aquí debemos tener en cuenta desde las cosas más simples, como pueden ser unos buenos altavoces porque tenemos un vídeo que nos exige una buena calidad del sonido, hasta las aplicaciones (webs, software, dispositivos…) que necesitamos nosotros o que pueden necesitar nuestros alumnos.

Es conveniente que antes plantear una actividad a nuestros alumnos donde necesiten buscar soluciones TIC, las hayamos buscado nosotros antes. Si los niños van a necesitar, por ejemplo, crear una pequeña base musical, es bueno que nosotros hayamos buscados apps y webs donde lo puedan hacer y las conozcamos.

Pinchando aquí, podemos encontrar algunas propuestas útiles para nuestros proyectos en ABPentucole.

Y, en Educación 3.0 (que seguro que conocéis) podréis encontrar muchísimos más recursos.

3 Planificar una evaluación

La evaluación debe ser del procedimiento, de la actitud y de los conocimientos. Como ya he mencionado hemos de crear una autoevaluación, una coevaluación y una heteroevaluación. Hay una gama muy amplia de recursos que se pueden utilizar para evaluar. Uno de los recursos más completos para llevar una evaluación a cabo es la rúbrica. Una manera muy sencilla de crear rúbricas es atraves de Rubistar.

No podemos olvidar, que aunque no nos guste, debemos calificar cuantitativamente a nuestros alumnos. Una rúbrica suele se muy útil para conseguir una nota para al calificación. Al final de punto 3, Planificar la evaluación, os dejo una Excel programada donde hay una relación entre competencias claves, criterios de calificación e items incluídos en una rúbrica. Ahí podéis coger una idea de cómo gestionar los datos que obtengáis de las rúbricas y poder tránsformalo en la “odiosa” nota del boletín.

Y, otras propuestas atractivas, sobre todo para los propios alumnos (como autoevaluación) son las dianas de evaluación y los semáforos (estos últimos más útiles para niños pequeños).

Aquí podéis encontrar un ejemplo de diana de evaluación. Se hizo para un ABP sobre tradición-cultura y música que realicé hace un tiempo para un curso del Crif las Acacias. El ABP se titulaba ¿Cómo suenan nuestras tradiciones? También os dejo una plantilla de semáforo de autoevaluación para niños pequeños.

 

Diana Tabla calificación Semáforo
Diana de autoevaluación Criterios de calificación Semáforo autoevaluación

 

Proyectos completos

Espero que este artículo sirva como acercamiento al mundo del ABP a todos ellos que os hayáis acercado a esta web. Para ayudaros os dejo algunos proyectos hechos.

 

icono_pdf
¿Cómo suenan nuestras tradiciones?
En octubre de 2016 realicé el curso ABP para primaria e infantil en el Centro de formación del profesorado de Las Acacias. Tenía un formato 100% online. El planteamiento de los contenidos me pareció expléndido y la forma de trabajo muy bien organizada teniendo en cuenta que los grupos de trabajo lo hacíamos de forma online y sin conocernos.

Aquí tenéis el trabajo que mi grupo y yo presentamos. No puedo dejar de dar las gracias a Alberto Gutiérrez, Mar Honrado y Elisabet Serrano..

Trataba de trabajar de forma global a partir de las músicas, bailes y culturas típicas de las distintas zonas españolas (y de algunos países latinos) las áreas de lengua, CCSS y CCNN.

icono_pdf
La cocina en Pablo Picasso
 Un año después, en octubre de 2017 tuve la gran suerte de poder tutorizar el mismo curso para el Crif de las Acacias. Allí di con un varios grupos que se implicaron mucho y presentaron grandes trabajos.

Comparto con vosotros este que me pareció muy bueno y me llamó la atención que se había planificado para un centro de educación especial. Creo que es maravilloso.

En esta ocasión tengo que dar las gracias a María Barrenechea, Sara Cordero y Pola López.

Blog de profesores del Colegio La Natividad
 Y, por último, os presente el trabajo que realicé con dos grandes compañeras y amigas mías. Hace a penas un par de meses hemos estrado trabajando un ABP en torno a la ecología. Objetivo General para todos nuestro centro.

Aprovecho para presentar el blog que mantenemos mis compañeros y yo en el que compartimos nuestro trabajo con todos aquellos que les interese.

El proyecto se titula Cuidadores del planeta.

 

Espero que este artículo os haya gustado y os resulte útil como acercamiento (muy moderado) a la metodología ABP.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial